CIPOG-EZ y CNI denuncian escalada de violencia
David Domingo Alonso y Marcelino Pedro Rojas, fueron “levantados” el pasado 8 de julio, un día después se les encontró sin vida en Chautla. Juana Hernández Ambrosio y Alberta Matías Tendón fueron bajadas del transporte público dos días después y localizadas asesinadas en Chilapa de Álvarez. Las cuatro personas tenían en común ser indígenas nahua, delegados del Consejo Nacional Indígena (CNI) y promotores locales del Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ).

Foto: cortesía Diego García Bautista

Por Lucia Joselin Muñoz


Surco Informativo. 12/07/12. CdMx. David Domingo Alonso y Marcelino Pedro Rojas, fueron “levantados” el pasado 8 de julio, un día después se les encontró sin vida en Chautla. Juana Hernández Ambrosio y Alberta Matías Tendón fueron bajadas del transporte público dos días después y localizadas asesinadas en Chilapa de Álvarez. Las cuatro personas tenían en común ser indígenas nahua, delegados del Consejo Nacional Indígena (CNI) y promotores locales del Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ).

En todos los casos, testigos lograron ubicar la participación de lo que denunciaron como el grupo narcoparamilitar Los Ardillos. En conferencia de prensa realizada el día de hoy, integrantes del CIPOG-EZ, CNI y Concejo Indígena de Gobierno, aseguraron que tanto Los Ardillos como Los Rojos son responsables del asedio a las comunidades indígenas organizadas en torno al CIPOG-EZ, así mismo, aseguraron que ambos grupos actúan impunes ante la omisión y complicidad de las autoridades en sus tres niveles.

Denunciaron que la violencia contra las comunidades indígenas organizadas va en aumento, siendo los promotores estatales y regionales del CIPOG-EZ y delegados del CNI sus objetivos, quienes han sido hostigados, investigados y amenazados por dichos grupos delincuenciales, tal es el caso de Jesús Placido Galindo, indígena Na Savi a quien Los Ardillos dicen estar “buscando por todo el pueblo para despedazarlo”. 

Ante estas acciones y omisiones, las organizaciones denunciantes señalaron al gobierno de Chilapa, encabezado por Jesús Parra García; al gobierno estatal de Héctor Astudillo Flores y al gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador, responsabilizándolos por la integridad física y la vida de Jesús Placido Galindo y de todas y todos los promotores del CIPOG-EZ y del CNI, pues aseguraron que pese a que en la zona ya hay presencia de la Guardia Nacional, su arribo no ha representado ningún cambio frente a la violencia de los grupos narcoparamilitares contra la población indígena organizada.

Por último, ante “la escalada de agresiones armadas contra las comunidades que se organizan para construir desde abajo la paz y la justicia en todas las comunidades indígenas del estado de Guerrero”, llamaron a estar atentos a la palabra de estos pueblos y su lucha de resistencia ante cualquier cosa que pueda ocurrir. 

Finalmente, ante la falta de cualquier tipo de garantías, anunciaron la decisión de posponer la Caravana por la Vida, la Paz y la Justicia en la Montaña de Guerrero, programada tentativamente para mediados de agosto, sin embargo, hicieron un llamado a la sociedad para continuar con el acompañamiento de estos casos, así con la solidaridad con el CIPOG-EZ y el CNI, ante lo que llamaron una emergencia en Guerrero y una guerra de exterminio contra los pueblos originarios.

 Para ello se solicita acopio de alimentos no perecederos y medicamentos en Dr. Carmona y Valle no. 32, colonia Doctores. Así mismo, a la cuenta bancaria 0471079107 de BBVA Bancomer a nombre de Alicia Castellanos Guerrero, Clabe interbancaria: 012540004710791072, SWIFT BCMRMXMM, ABA: 021000128 y enviar copia del deposito a aliciac.2145@gmail.com, donativos económicos y en especie serán destinados al CIPOG-EZ.