Nos han quitado tanto que hasta se llevaron nuestros miedos: normalistas rurales
Foto: Perseo Greco/Surco Informativo

Por Perseo Greco

Ciudad de México. 3 de octubre 2016. En conferencia de prensa, estudiantes de la Escuela Normal Indígena de Michoacán, junto con otras normales, denunciaron la persecución y detención de 49 jóvenes, en su mayoría normalistas, el pasado 27 de septiembre por estar en una actividad de protesta y, al intentar retirarse, fueron atacados por la policía municipal estatal y federal.

Reportan que de estos 49 detenidos dos personas no eran normalistas, eran ajenos a esta protesta, aun así se les detuvo y encarceló, también denunciaron que a tres de estos jóvenes normalistas la policía los busco hasta dentro de su domicilio, sacándolos de sus casas a golpes y deteniéndolos para su posterior traslado. Las familias de los normalistas, junto con algunos pobladores intentaron movilizarse para que los liberaran y no quedaran bajo proceso jurídico, pero también fueron atacados, entre ellos niños mujeres y adultos.

También mencionaron que el tiempo que estuvieron detenidos no se les proporcionó servicio médico a los estudiantes que presentaban heridas, a los detenidos no se les brindó alimento los días de reclusión y se les torturó tanto física como psicológicamente para que revelaran los nombres de los estudiantes que participaban en la protesta.

“Es allí donde vemos que el gobierno ataca al pueblo, ataca a la lucha estudiantil y nosotros como Normal Indígena de Cherán, no descansaremos, seguimos en pie de lucha hasta que esa mal llamada Reforma Educativa caiga, ya que es mala para el pueblo, vemos que rompe con años de lucha, lucha que hemos ganado y hacemos un llamado a la población en general para que se solidarice con todos los compañeros y con los presos políticos de Tiripetío y la organización de normales de Michoacán”.

Los estudiantes de Cherán no fueron los únicos en denunciar estos hechos, también estaban estudiantes de la Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío, quienes denunciaron persecución, golpes, detenciones arbitrarias, rondines fuera del plantel por parte de la policía, así como el desprestigio permanente a sus movilizaciones y sus formas de lucha mediante una campaña de linchamiento, realizada por algunos medios de Michoacán en complicidad con las autoridades.

Puntualizaron que suman ya 47 días de prisión de algunos de sus compañeros, detenidos desde el pasado15 de agosto, repudiaron dicho acto y exigieron su pronta liberación. Acusaron directamente a las autoridades locales de “detener a normalista y no al narcotráfico que esta activamente en este estado” y así dijeron,  la violencia que se sufre no es atendida por parte del gobierno estatal.

“Denunciamos que el dinero que se invierte en las fuerzas policíacas, no es para nuestra seguridad, es para la seguridad de aquellos que defienden los intereses económicos de los ricos, aquellos que se encuentran encabezando nuestro gobierno, llenándose los bolsillos con dinero del pueblo, dejando de lado nuestras necesidades primarias, como lo son la seguridad y el derecho de recibir una educación gratuita, también pedimos a la sociedad que no se dejen engañar por los medios amarillistas que difaman a todas las normales del país”.

Una intervención más fue de una muy joven estudiante de la Normal Rural Justo Sierra de Cañada Honda de Aguascalientes, para hacer un llamado a la sociedad por la represión que han sufrido como mujeres al ser privadas de sus derechos y ante las “injusticias que se viven comúnmente en este país” a manos del gobierno y en particular a la agresión a una de sus compañeras que fue arrollada por un diputado y hasta el momento no ha obtenido justicia.

“En el Estado de Michoacán, al estar haciendo una actividad para generar recurso, se dio el atropellamiento a una de nuestras compañeras por parte de un diputado de este lugar, se necesitó hospitalización y operaciones, su familia es muy humilde, quedándole un cuadro de traumatismo cráneo-encefálico por este hecho, por obviedad y mejoramiento de la compañera tuvo que hacerse responsable, pero no fue así, no fue un accidente, le lanzó directamente su camioneta blindada contra esta compañera, sólo por protestar por recursos que no nos dan y que sería obligación del gobierno, no es un delito ser estudiante, no somos delincuentes, hoy mismo se cumplen 48 años de la masacre en Tlatelolco, son muchas cosas, son varias masacres, pongámonos a pensar, porque si ustedes no están dispuestos a luchar con nosotros, pues nosotros lo vamos hacer por todos ustedes aunque no lo pidan porque somos hermanos porque como pueblo mexicano y como federación lo vamos hacer”

Casi al final intervino una estudiante de la Normal Rural General Emiliano Zapata, de Amilcingo, Morelos, denunciando la desaparición de una de sus compañeras y exigiendo una correcta investigación en el caso por parte de las autoridades correspondientes.

“Estoy aquí en nombre de nuestra compañera Yanet Tapia Palacios de 21 años, con estatura de 1.50 metros, originaria de Apango, Guerrero, desde el 22 de abril no se sabe nada de su paradero, lo único que tenemos como información es que se retira de nuestra institución como a las 20:00 horas, con destino a Cuautla a entregar unas cosas personales de su ex novio Víctor o Victorico Eustolio Rodríguez González, originario de la frontera de Cosamaloapan, Chiapas, ella le comenta eso a su mamá, que se trasladó a Cuautla a entregarle algunas cosas a una tía de Victorico pero no se encontraba allí solo él, al estar informando eso por teléfono se corta la llamada, su mamá inicia a marcarle sin obtener ninguna información y sus padres se trasladan a la casa de su ex novio, ya que Victorico manda un mensaje para decir que Yanet estaba con él. Ya estando sus padres allí menciona que no estaba con él, que la había dejado en casa de una amiga en el Estado de Puebla, sus padres piden que les informe y los acompañe a ese lugar, Victorico dice que los llevara, entra a su casa y huye, sale su mamá, les dice que su hijo ya no está allí. Desde esa fecha no se sabe nada de Yanet ni de Victorico, desde ese momento sus padres la han buscado y han levantado demandas en Cuautla, Morelos y el Estado de Chiapas, ya que es originario de allí”

Foto: Medios Libres

Por último el Comité de Presos Políticos exigió la liberación de Arturo Campos, Gustavo Molina González y Samuel Ramírez Gálvez, este último el más joven, “sus únicas faltas o delitos fueron organizar al pueblo y defenderse del robo, extorsión, desapariciones y asesinatos”. Todos ellos de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC) de la Montaña y la Costa Chica de Guerrero, detenidos por estar realizando sus funciones comunitarias apegadas a la ley 701, basadas en el respeto y reconocimiento a usos y costumbres permitido por el mismo Estado de Guerrero y tratados internacionales. Estas detenciones y sus procesos judiciales han presentado irregularidades e inconsistencias legales, purgando más tiempo de lo que establece la ley para condenarlos o permitirles la libertad.

Esta conferencia se realizó algunas horas antes de la marcha del 48 aniversario de los hechos ocurridos el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, con la presencia de los padres de Ayotzinapa, ya que se encontraban presentes en la Ciudad de México para ser parte de la marcha y seguir exigiendo la presentación con vida de sus 43 hijos desaparecidos los días 26 y 27 de septiembre 2014.

Al cierre de esta nota, los ocho presos políticos de la Normal de Tiripetío, fueron liberados luego de 48 días recluidos.