Las autoridades están para servir al pueblo, no para reprimirlo: CNTE
Foto: Perseo Greco/Surco Informativo

Por Perseo Greco

Ciudad de México. 7 de octubre 2016. Ayer por la tarde las secciones IX, X y XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), junto con otras organizaciones, marcharon con dirección a la Secretaria de Educación Pública (SEP) en protesta por el despido de 24 profesores suspendidos por interrumpir labores, en protesta por la Reforma Educativa y el examen estandarizado.

Los profesores denunciaron que la suspensión y ataque laboral fueron selectivos ya que no pararon sólo estos 24 maestros si no muchos más; las autoridades solo realizaron suspensiones selectivas amenazando con despedir alrededor de 135 profesores más. También mencionaron que los padres de familia respaldan y apoyan las clases que se han venido dando fuera de las escuelas por estos despidos y la situación empeorara ya que la Reforma Educativa “no es incluyente, si no excluyente”.

Señalaron que están a favor de una educación pública y gratuita, que no sólo son profesores si no también padres de familia y luchan por los niños que no tienen y no tendrán recursos para acceder a la educación con esta reforma. Demandaron que este gobierno respete sus demandas ya que son justas y también sus prestaciones, puesto que las han ganado durante muchos años de lucha.

“El día de hoy hubo una comisión de padres de familia para entrar a la administración federal de servicios y nos cerraron la puerta, llegaron patrullas, camionetas con policías, como si fuéramos delincuentes, sin importar que estaban niños y padres de familia, pero se enfrentaron con madres aguerridas y las autoridades dijeron mañana tendremos una reunión porque si los vamos a escuchar porque los padres dijeron seguiremos en pie de lucha y tomaremos la escuela si no nos dan respuesta”

Exigieron que los 24 maestros suspendidos regresen a sus escuelas ya que muchos de ellos cuentan con 10 o más años de servicio y si no es así seguirán dando “clases extramuros”. Los presentes mediante consignas demandaban la salida de Enrique Peña Nieto y el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, por no cumplir las demandas de la Coordinadora.

Pidieron justicia por los asesinados el pasado 19 de junio en el Pueblo de Nochixtlán, Oaxaca, por los 18 maestros asesinados por luchar por educación y por todos los presos por cuestiones políticas. Subrayaron que esos acontecimientos desde el 2013 son “actos de represión” para terminar con el magisterio ya que el gobierno cuenta con “poca capacidad de dialogo”. Algunos profesores señalaron que ellos fueron los primeros en sufrir suspensión y a siete meses seguirán manteniéndose en la lucha.

Por ultimo puntualizaron que las autoridades están para “servir al pueblo, no para reprimirlo”, ya que hace un par de días se presentaron al Senado y se encontraron con el cuerpo de granaderos armado y deteniendo a los niños que asistieron, ellos sólo llevaban sus voces y sus carteles “no es posible que el gobierno tenga estos actos contra el pueblo trabajador y los niños que son el futuro de este país”. Anunciaron una marcha el próximo 13 de octubre para la reinstalación de todos los profesores suspendidos y algunas reuniones con los padres para informar las nuevas acciones a seguir.

Foto: Perseo Greco/Surco Informativo