Entre los cuerpos hallados se encuentran los de 3 niños
Foto: Perseo Greco/Surco Informativo

Por Perseo Greco

Jojutla, Morelos. 28 de abril de 2017. Entre polvo, el calor, un penetrante olor a descomposición y 77 cuerpos hallados hasta el momento y más de 300 fragmento humanos, llegó el Alto Comisionado de los Derechos Humanos en México (ONU-DH) a la fosa. Este organismo se presentó  como observador en los trabajos de exhumación que se están realizando en el Panteón Municipal de Jojutla, en Pedro Amaro, Estado de Morelos.

En esta primera visita en lo que se conoce también como "la fosa de la Fiscalía de Jojutla", el Alto Comisionado mencionó que su tarea es documentar y observar los adecuados procesos que se están realizando, no así para generar un reporte o postulamiento al "terror" que se está viviendo en Jojutla, según afirmó,  "solo venimos a observar e identificar las buenas practicas", aplicadas en esta exhumación que ha sido regida por la Fiscalía del Estado de Morelos encabezada por Javier Pérez Durón.

Al parecer lo subrayado por este organismo contrasta seriamente con la realidad de la fosa de Jojutla ya que los familiares han reportado "prepotencia por parte de las autoridades, violación de derechos humanos más básicos, mala práctica en los protocolos de seguridad y  omisión en las peticiones o funcionalidad en la actividad de exhumación", solo por mencionar algunas. En este punto cabe subrayar que el Alto Comisionado no escaso contacto con familiares de personas desaparecidas, intercambiando apenas unas pocas palabras.

Hasta el momento la fosa de la Fiscalía de Jojutla" reporta la exhumación de 77 cuerpos completos, más de 300 restos humanos.

"Lo que está sucediendo aquí parece un escenario de horror con sólo un sentido, exterminar al pueblo, esto es un delito de lesa humanidad, la muerte brota desde la fosa, desde la tierra, enfoca a delincuencia,  policía políticos gobernadores y hasta el presidente. Lo que pasa aquí tiene muchos años, que no le haga al tonto ese Durón o el fiscal regional, ellos saben mucho, incluso los mismos sicarios que ellos contratan son los mismos que están escarbando para recuperar los mismos cuerpos que ellos asesinaron" comenta un vecino al corresponsal de Surco Informativo.

En ese sentido, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su informe sobre la situación de derechos humanos en México, denunciaba ya desde 2015 que una asociación entre la presencia de fuerzas armadas y el incremento de los casos de violencia y desapariciones, subrayando el caso de Tamaulipas, el estado con mayor número de desapariciones y con mayor presencia de fuerzas armadas.

 En su informe anual del 2016, la CIDH emitió recomendaciones a México en lo concerniente a la defensa de los derechos humanos, señalando el incremento de operaciones de vigilancia y patrullaje del territorio, no solo en tierra si no también en aire y agua por parte de la Policía, Ejercito y la Marina. Puntualizando en "desarrollar un plan concreto para el retiro gradual de las Fuerzas Armadas de tareas de seguridad pública y para la recuperación de éstas por parte de las policías civiles”.

Esta misma Comisión lamentó que el estado mexicano no respete e ignoré sus recomendaciones para la defensa y el respeto de los derechos humanos, que hoy se ven reflejados a nivel nacional con graves delitos de asesinato, desaparición y desaparición forzada, como muchos de los cuerpos que se siguen encontrando en la fosa de la Fiscalía de Jojutla, entre ellos los de tres niños neonatos.