Foto: Lucia Joselin Muñoz/Surco Informativo

Por Maya Libre

CDMX. 1 de abril 2016. Frente a la torre de rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se realizó un pequeño mitin convocado por el grupo de la Facultad de Derecho “Orgullo UNAM”, denunciado como porril por sus cercanos vínculos con rectoría, además de ser encabezado por Joaquín Narro Lobo, hijo del ex rector Narro Robles, grupo que, con otro nombre, se adjudicó en su momento la muerte de Pavel González1. Dicho grupo que convocó y asistió al mitin tenía como finalidad pedir a las autoridades se desaloje a los ocupantes del auditorio Che Guevara.

El mitin duró aproximadamente hora y media los oradores solicitaban a las autoridades recuperar el auditorio y decían estar a favor del dialogo, sin embargo, cuando las personas que acudieron en favor de la ocupación del espacio pidieron el micrófono, se les negaba, por ejemplo, cuando el consejero técnico de la Facultad de Filosofía y Letras, Carlos Cario, pidió el micrófono para pronunciarse contra de lo que se había planteando durante todo el mitin, inmediatamente comenzaron los abucheos por parte de los presentes, mientras que los estudiantes simpatizantes del Okupa Che gritaban: “¡que hable, que hable!” “¡dialogo, dialogo!”.

Debido a la insistencia, el vocero de la Facultad de Derecho no tuvo más remedio que ceder el micrófono a quienes se querían pronunciar a favor también; Cario se manifestó en ese sentido, increpando a los convocantes del mitin, asegurando que: “Sólo quieren hacer valer su posición y excluyen a los que no pensamos como ustedes. Aquí hay muchas discrepancias, por ejemplo, no estoy de acuerdo con la desocupación, pero al mismo tiempo no estoy de acuerdo con lo que se está haciendo en el espacio. Pero ustedes están contribuyendo una argumentación para el uso de la fuerza pública”.

El mitin concluyó sin mayor dificultad, sin embargo, un hecho notable fue la cobertura de los medios de comunicación masiva, que únicamente dieron cobertura a ese evento y no así a la jornada de actividades político-culturales, en contra de la desocupación, en la que hubo música, comida vegana, fanzines y teatro, cerrando así el cerco mediático al mostrar sólo las opiniones a favor de la desocupación del auditorio.

Temas