23 periodistas desaparecidos y 105 asesinados desde el año 2000
Foto: Agencia Cuartoscuro

Ciudad de México, a 15 de mayo de 2017.- Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Ríodoce, corresponsal de La Jornada y escritor, fue asesinado con arma de fuego esta tarde en Culiacán, Sinaloa.

Los hechos se registraron entre las calles Riva Palacios y Epitacio Osuna, a un par de cuadras de las oficinas de Riodoce donde él trabajaba. Minutos antes, Valdez envió su última nota La Jornada y participó en el programa El Almohadazo, de MVS, con Fernanda Tapia, hablando sobre crimen organizado. En su última entrevista, Valdez habló sobre lo que implica cubrir tanta violencia: “Yo creo que me ayuda mucho la indignación, el malestar, el coraje o la tristeza ante tanto hecho violento y tanta injusticia me ayuda a escribir mis historias. Espero no perderlo nunca. Creo que haría mal el no sentir y ser periodista”.

Valdez contaba con una amplia trayectoria en el periodismo y fue galardonado con el Premio Sinaloa de Periodismo y el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) en 2011. Riodoce, medio fundado y dirigido por Valdez, fue galardonado con el premio de periodismo María Moors Cabot de la Universiad de Columbia y en 2013 recibió el premio PEN Club a al excelencia editorial.

La cobertura del periodista se centraba en el crimen organizado y en su impacto en la sociedad. “Él escribía una columna los lunes en Riodoce que se llamaba Malayerba en la cual relata historias de jóvenes y personas que se han visto envueltos en le narcotráfico” relató América Armenta, amiga de Valdez y reportera de El Debate de Culiacán.

“Él era un referente en la zona sobre este tema. Pero era muy meticuloso, contaba los hechos tal cual y los contaba como una historia. Nunca le faltó el respeto a nadie. En un estado como Sinaloa no todos se pueden dar el lujo de tocar estos temas con la facilidad con la que él lo hacía” relató la periodista.

“Sus libros hablan del narco. En el último, Levantones, habla de algo común en Sinaloa: las privaciones de la libertad. Antes escribió Los huérfanos del narco, que hablaba de las familias, los niños y las niñas, y todas las víctimas que ha dejado el narco, incluso menciona casos de periodistas”, agregó.

En Narcoperiodismo, Valdez escribió sobre la “infiltración” del crimen organizado en algunos medios de comunicación locales. En una entrevista para Index on Censorship, Javier relató al respecto: “Esto ha hecho nuestro trabajo mucho mas complicado y ahora nos tenemos que proteger de políticos, narcos e incluso periodistas”.

En entrevista con el periódico Reforma en octubre de 2016 sobre el mismo libro, Valdez declaró: “el principal problema que tenemos para el ejercicio periodístico es la autoridad. Es una clase política hija del narcotráfico, intolerante, peligrosa, poderosa, coludida con la delincuencia organizada, con criminales de toda índole. Le tengo más miedo, y es más fácil, que el gobierno haga algo en contra de nosotros, del periodismo que hacemos, a que lo haga el narco”.

Además de su cobertura periodística, Valdez denunció de diversas formas la violencia contra la prensa. Tras el asesinado de la periodista Miroslava Breach, Javier publicó en su cuenta de Twitter: “A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio”.

captura

De acuerdo con una fuente que se mantiene anónima por razones de seguridad, Valdez le dijo que integrantes de un grupo armado compraron todas las ediciones impresas de Riodoce a finales de febrero de este año.

ARTICLE 19 documentó un ataque cibernético contra el semanario Riodoce, el 25 de noviembre de 2011, que dejó fuera de línea a su página web por varios días. En septiembre de 2009, sujetos desconocidos arrojaron una granada dentro de instalaciones de este semanario, explosión que daño parte del edificio. A la fecha no hay responsables sancionados por lo sucedido esos días.

ARTICLE 19 ha registrado 1 periodista desaparecido en Sinaloa. Actualmente, 23 periodistas permanecen desaparecidos en México, desde 2003.

Además, desde 2000 y hasta hoy, 6 periodistas han sido asesinados en la entidad. En total, se han registrado 105 asesinatos de periodistas en México desde 2000, en relación con su labor informativa.

“La impunidad ha permitido que las agresiones contra la prensa se vuelvan cada vez más cínicas. 5 asesinatos en plena luz del día refieren un mensaje claro de poder de los perpetradores. Un poder que permanece con la anuencia del propio estado. Las agresiones contra la prensa son sistemáticas y requerimos resultados, no más simulación de garantías. La violencia contra la prensa debe ser un problema del Estado que se combata con una política de Estado. Hasta hoy las instituciones garantes han servido como velo de la impunidad”, dijo Ana Cristina Ruelas, directora de ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica.

Infografía Artículo 19
Infografía Artículo 19

ARTICLE 19 ha constatado que la situación de descomposición que vive la libertad de prensa en México se debe en gran medida por la falta una política pública integral que considere la garantía de acceso a la justicia como parte de la protección a las y los periodistas. Hemos atestiguado que las medidas adoptadas por el gobierno federal y algunos estados de la República son meros paliativos y discursos que no se materializan en acciones efectivas a favor del libre ejercicio periodístico.

Por ello, ARTICLE 19 exige al gobierno de Enrique Peña Nieto adoptar una política integral de protección a favor de la prensa, tomando en cuenta los patrones de violencia que se recrudecen en ciertas regiones del país. Para ello debe encabezar una iniciativa a la que se comprometan los gobiernos de las 32 entidades del país.

De la misma manera exigimos a todas las instituciones que forman parte del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas -incluyendo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos como organismo constitucional autónomo- que asuman un plan de trabajo con objetivos e indicadores de su cumplimiento perfectamente delineados.

La FEADLE que “apoyará” a la  investigación del fuero común por instrucciones del Presidente Peña Nieto, debe atraer la indagatoria y encausar una investigación ejemplar en la cual se tome en cuenta el contexto de violencia contra la prensa en Sinaloa, y de la cobertura de Javier Valdez. La investigación debe ser imparcial, independiente, objetiva, científica, diligente y exhaustiva y tener como línea de investigación prioritaria su ejercicio periodístico.

Publicación original Artículo 19